El nuevo sensor de presencia en cama aumenta la seguridad en todas aquellas instalaciones en las que se necesite un mayor control de personas encamadas o con dificultades de caminar.  El sensor de cama inalámbrico lanza una alarma inmediatamente después de que la persona abandone la cama permitiendo al personal del centro reaccionar de una manera rápida ante este tipo de situaciones.

Su rápida colocación y la ausencia de cableado adicional lo hace adecuado para todo tipo de entornos sociosanitarios. En especial se instala donde pueda ser necesario su uso con pacientes con demencia, alzhéimer u otras enfermedades degenerativas. El sensor inalámbrico de cama es un sensor de última generación

¿Cómo funciona?
El sensor de cama inalámbrico se instala bajo el colchón y detecta la presencia del usuario sobre la cama. Funciona mediante elementos piezo-resistivos capaces de detectar la presión del cuerpo ejercida sobre el colchón y la base. El dispositivo analiza las medidas para determinar la presencia o ausencia del usuario sobre la cama y comunica su estado y las alarmas al terminal de habitación mediante radiofrecuencia (868MHz).

Funcionalidades:
– Información de presencia/ausencia en cama.
– Generación automática de alarmas.
– Rápida respuesta de detección.
– Indetectable por el usuario: pequeño grosor, instalación bajo el colchón, ausencia de cables
– Válido para todo tipo de colchones y bases.
– Aviso de batería baja para sustitución de la pila.
– Instalación rápida que permite poder moverlo de una cama a otra según necesidades.

Puedes ver todas nuestros productos y servicios en nuestro site Soluciones Geriátricas

Digital Hand Made es un referente en los servicios TIC  y comunicaciones de Aragón, adaptándose y evolucionando en su oferta de servicio. Se ha especializado tras adquirir un completo «expertise» para lograr en definitiva tener un nombre e identidad reconocible en Aragón.