Antigena Email Darktrace utiliza la inteligencia artificial central de Darktrace para detener las amenazas de correo electrónico más avanzadas, interviniendo para proteger a los empleados de toda la gama de amenazas dirigidas a la bandeja de entrada.

Lo cierto es que el 94% de las amenazas cibernéticas comienzan con un correo electrónico, y ahí es donde Darktrace entra con su inteligencia artificial para bloquear y sellar tu bandeja de entrada.

En lugar de depender de reglas estáticas y datos históricos, la tecnología funciona al comprender los ‘patrones de vida’ únicos de los usuarios de correo electrónico y la compleja red de relaciones entre ellos. Este enfoque de autoaprendizaje permite que Antigena Email identifique correos electrónicos aparentemente benignos como inequívocamente maliciosos.

La bandeja de entrada que se autodefiende

Antigena Email Darktrace utiliza la inteligencia artificial cibernética para proteger el entorno de correo electrónico de las amenazas de correo electrónico más sofisticadas.

Las herramientas  tradicionales analizan los correos electrónicos de forma aislada y preguntan si se han observado elementos de un correo electrónico en ataques históricos. Este enfoque retrospectivo no puede detectar los signos sutiles de ataques novedosos o avanzados que cuestan más a las organizaciones.

Antigena Email Darktrace actualiza continuamente su comprensión de «normalidad» para cada remitente y destinatario, lo que le permite identificar cualquier actividad inusual en el flujo de correo entrante, saliente y lateral. Al tratar a los destinatarios como individuos y pares dinámicos, Antigena Email puede detener la gama completa de amenazas que se dirigen a la bandeja de entrada.