El 30 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Seguridad de la Información. La ciberseguridad está de moda, por desgracia, y muchos especialistas afirman que estamos en plena ciberguerra.

La conmemoración del Día Internacional de la Seguridad de la Información surge en 1988 por iniciativa de la Association for Computing Machinery (ACM), con el propósito de concientizar a quienes utilizan la tecnología de forma cotidiana sobre la importancia de proteger sus sistemas, programas e información. En esta fecha, se realizan en todo el mundo distintas acciones en ámbitos institucionales, educativos y empresariales con el objetivo de fomentar las buenas prácticas de seguridad de la información entre los usuarios y las organizaciones. Por parte de Digital Hand Made, os compartimos una serie de reflexiones sobre varios de los elementos que están dentro de este ámbito.

Formación de empleados

En materia de ciberseguridad para empresas es esencial impartir una formación a los empleados ya que en la mayoría de los casos son los responsables de las intrusiones digitales. Enseñar a los empleados nociones básicas en seguridad como que no anoten sus contraseñas, que no utilicen las mismas para las cuentas de empresa y las personales, ayudan a reforzar la seguridad digital de la empresa.

Antivirus y cortafuegos

Tener un antivirus y un cortafuegos está en el escalafón básico para evitar sufrir un ciberataque. Con la ayuda de este tipo de software se conseguirá proteger la información y se lo pondrá un poco más difícil a los hackers ya que te notificará de programas y páginas maliciosas, aunque muchas veces no es suficiente.

Establecimiento de comunicaciones seguras mediante email

El correo electrónico es uno de los puntos débiles de la seguridad digital  y es la causa de casi la mitad de los ataques. Además de no abrir archivos adjuntos de desconocidos, es importante obtener una herramienta que cifre los mensajes para evitar que sean interceptados.

Uno de los casos de ciberataques más sonados se dio a conocer en 2017. El ransomware conocido con WannaCry afectó a más de 150 países y a unos 1.200 equipos españoles. Algo que podía haberse evitado, ya que Windows sacó una actualización meses antes parcheando esta vulnerabilidad, lo que nos lleva al siguiente consejo.

Mantener el software actualizado

Los hackers siempre están en busca de vulnerabilidades de los sistemas. Es por ello que es muy importante mantener el software actualizado para obtener los parches a las vulnerabilidades que pueda haber en el sistema y así proteger la información sensible.

Gestión de copias de seguridad

Crear una copia de seguridad es una de las formas de asegurarse de tener los datos importantes seguros en caso de un ataque o pérdida de estos. Las copias de seguridad deben hacerse de manera periódica y guardarlas en distintos lugares para evitar que los hackers accedan a ellas.

Monitorización de la red e implementación de Ciberseguridad Avanzada

Para detener los ciberataques es necesario combatir a los ciberdelincuentes con sus mismas herramientas. Y con las últimas tecnologías. Añadir capas de seguridad con Inteligencia Artificial como la solución Darktrace